Las compras por internet repuntaron como la principal causa ante posibles fraudes bancarios, ya que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) registró 3 millones 258 reclamaciones por mal uso de tarjeta de crédito y débito.

A diferencia del año pasado, hubo un aumento del 23% más de personas que estuvieron afectadas por las compras en internet. El organismo registró de las reclamaciones se obtuvo una cifra equivalente a los 3 mil 768 millones de pesos sólo en este punto de venta.

Fraudes bancarios in crescendo

Desde 2014, el número de fraudes bancarios ha crecido exponencialmente. La Condusef ha declarado que la mayoría de estos fraudes se originaron en compras por internet (51%), seguidos de las terminales en el punto de venta (32%), comercio por teléfono (11%) y cajeros automáticos (3%).

Del número de reclamaciones que registró la Condusef en 2017 detalla que el 40% fueron con tarjeta clásica, 35% con tarjeta oro, 22% utilizó tarjeta platino y el resto empresarial. Estas cifras representan más de 1 millón 457 mil personas afectadas.

Cabe mencionar que de las compras en internet y los datos bancarios que registraron un fraude bancario, se sabe que las instituciones con mayor número de quejas que cuentan con una tarjeta de nómina son:

  • Banorte-IXE (594 mil)
  • BBVA Bancomer (589 mil)
  • Santander (442 mil)

Mientras que en cuenta de depósito destacan:

  • Citibanamex (274 mil)
  • HSBC (96 mil)
  • Banco Azteca (60 mil)

Protege tus datos con compras en internet

Ahora que sabes que los fraudes bancarios están creciendo, ¿cómo protegerse ante las inevitables compras en internet? La principal recomendación ante este tipo de casos es evitar proporcionar tus datos si no estás seguro de que realmente se trata del banco.

En tus próximas compras en internet ten presente que si no estás seguro de quién te está pidiendo tu información personal, llama directamente a la institución financiera para mayor seguridad.

Otras medidas son: no proporciones tus datos por correo electrónico. Toma en consideración que los bancos y empresas nunca te van a pedir datos financieros o números de tarjetas de crédito. ¡Aguas!

Para no caer en posibles fraudes bancarios ya sea por compras en internet o cualquier transacción, evita dar clic a páginas sospechosas y no creas en los tan famosos ‘premios fáciles’, mucho menos confíes en nadie que te pida datos personales a cambio de un premio.

Un dato de diseño de páginas web, es que para las tienda en línea y cualquier sitio web, Google ha decretado el certificado ‘https:’ y un candado en la barra de direcciones que garantizan tus compras en internet.