Waymo de Google demanda a Uber por uso indebido de archivos de vehículos autónomos

Waymo, filial de vehículos autónomos de Alphabet (matriz de Google), ha iniciado una demanda en contra de Uber por presunta utilización de información confidencial acerca de la tecnología de conducción autónoma. Dentro de la acusación, se ve inmiscuido el ex empleado del gigante tecnológico, Anthony Levandowski, considerado una mente líder en la investigación autónoma.

Waymo asegura que Uber tuvo acceso a Lidar, un proyecto que se caracteriza por la detección de luz y alcance, a través de Levandoswki, donde los archivos a los que tuvo acceso detallan que dicha tecnología  permite a los vehículos autónomos comprender lo que sucede a su alrededor.

Waymo detalla que Levandowski trabajó en programa de autodirección de Google antes de dejar la empresa a principios de 2016. La alega acusa al ex empleado de Google por llevarse consigo más de 14,000 documentos confidenciales, entre ellos los planos e información técnica del proyecto Lidar.

Por su parte, Travis Kalanick, fundador de Uber y ex director ejecutivo de la firma, es mencionado en la declaración porque habría sido incapaz de ponerse al día sobre el mercado de los vehículos autónomo y la tecnología de conducción autónoma. Fue el motivo por el cual Kalanick adquiriera Otto, empresa de camiones autónomos que ya había sido creada por Levandowski.

Los rumores apuntan a que Kalanick y Levandowski confirmaban charlas sobre esta fusión mientras el ex empleado de Google trabajab aún para la gran G. Otto era simplemente un frente para el plan de Uber de pellizcar su tecnología, afirma Waymo.

Ante el posible esclarecimiento de sí o no se usaron dichos archivos sobre la tecnología que usan los vehículos autónomos, Waymo de Alphabet reclama una suma de más de 1,000 millones de dólares a Uber, al tiempo que Kalanick fue obligado a renunciar a su puesto en Uber en junio del año pasado.

El abogado de Uber, Bill Carmody, asegura que Google trata de eliminar a un potencial competidor de vehículos autónomos, alegando que los supuestos archivos robados no contenían ningún tipo de secreto tecnológico. En la presentación original, Waymo citó 121 secretos y patentes que Uber supuestamente robó.

Uber por su parte, comenzará su defensa a partir de la siguiente semana, donde intentará convencer al jurado de que no usó dicha información en sus experimentos de autoinducción para los vehículos autónomos,