¿Cómo lograr tu primera venta en línea y ganar fidelidad de tus clientes?

Seguramente te ha pasado cuando iniciaste un proyecto de negocio de mayor escala preguntarte: ¿cómo logro mi primera venta? No te preocupes, sabemos por lo que tienes qué pasar en el nacimiento de una nueva empresa. Que si elegir los productos que vas a vender, el nombre de la marca, hacer estudio de mercado, elegir el target al que te enfocarás, idear el branding con que te identificará ese posible cliente, y muy reciente, iniciar  tu negocio haciendo ventas en línea.

Todo bien hasta el último punto, pero ¿cómo logras esa primera venta en línea cuando hay tanta competencia dentro de la publicidad en internet? Una de las formas que mejor resultan es acercarte con los especialistas y contratar una agencia de AdWords, pero si tu presupuesto es limitado lo mejor es seguir los siguientes pasos que queremos compartir contigo para que ahorres gastos y consigas las ventas en línea que impulsarán tu negocio.

A ciencia cierta, con la publicidad en internet no hay una respuesta fácil o una manera sencilla de llegar a más clientes potenciales sin gastar tanto dinero. Hacer productos para vender en línea es sólo la mitad de la historia. Porque una vez que empiezas a ser anunciante en internet, tienes que promocionarte y poner tus productos frente a tantos clientes potenciales como sea posible. Tampoco cualquiera, sino que debes de dirigirte a los usuarios que se enamorarán de tu tienda en línea y de todo lo que contiene.

Considera el mercado objetivo

En primer lugar, debes conocer muy bien a tu posible cliente: ¿quién es? ¿Qué edad tiene? ¿ Dónde vive? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Gustos y disgustos? ¿Qué tipo de sitios web visitan? Entre muchas características más que te ayudarán a conocer mejor a quién le estás vendiendo, y además, podrás desarrollar una estrategia de marketing digital que vaya acorde a las circunstancias. Saber qué vendes y a quién hará que tu vida sea mucho más fácil si solo te enfocas en un mercado objetivo. Debido a que tu estrategia comenzará a revelarse de forma bastante natural una vez que sepas a quién estás esperando alcanzar.

Establece una presencia relevante y coherente

Para atraer a tu mercado objetivo, siempre debes tenerlos en cuenta y presentar tu marca de una manera que les resulte atractiva. Tu marca no sólo es visual, también se trata del tono de voz y el idioma que usas. De esta manera, si el lenguaje que vas a ocupar es kitsch y lindo o de gama alta y genial, tu marca siempre debe de estar en todos tus canales: sitio web, redes sociales, y materiales de marketing. Todos deben ser reconocidos y reconocibles instantáneamente.

Porque tener una presencia coherente pinta una imagen de calidad, confianza y fiabilidad. Es una forma sutil pero necesaria para que la gente compre contigo y, por supuesto, regrese por más. Porque no le comprarías a alguien que parece que están por todos lados, ¿verdad?

Diseña tu propio contenido

Comencemos a lo que nos atañe: vender por internet. Aquí debemos de recordar que bloguear de ninguna manera está muerto, sigue siendo una forma importante de impulsar el tráfico orgánico y agregar credibilidad a tu sitio web. Escribir tu propio contenido es una manera de mostrarle a la gente el “verdadero” tú, la persona detrás de la marca. Así mismo, lo que escribes tu blog debe coincidir con lo que compartes en todas tus redes sociales.

Para mantener un blog bien alimentado, lo primero es tener un calendario editorial donde incluyas los lanzamientos de tus productos, fechas anuales clave (navidad, san valentín, día de las madres, entre otras) y cualquier cosa que pueda resultar relevante para tu público objetivo. Desde aquí, planifica el contenido de tu blog y toma en consideración lo que vas a compartir en tus redes sociales también.

Mejora tu juego de fotografía

Tus productos merecen la mejor oportunidad posible en la vida, por lo que ellos necesitan de una gran fotografía. Los smartphones se ajustan con poca luz, pero no será la misma calidad que con un equipo profesional. No cuando hay tanto en juego y mucha competencia en la publicidad online haciendo ruido con su contenido de buena calidad.

Es bastante simple, realmente. Basta con adquirir una cámara decente. Toma fotografías de productos con luz natural siempre que sea posible. O usa un estudio de luz portátil, como un Shotbox para obtener una iluminación perfecta en cada uno de los productos que enumerarás dentro de tu tienda en línea.

Crea una base de datos de clientes con el correo electrónico

Tan pronto como sea posible, comienza a construir una base de datos de clientes. Puedes hacer esto de varias maneras. Para empezar, usa un servicio de terceros para crear alertas emergentes como “unirse a nuestra lista” como parte del diseño de tu tienda en linea, que servirán para recopilar direcciones de correo electrónico. No olvides de ofrecer un descuento a cambio de la información de las personas. Una vez que tenga una lista, puedes comenzar a orientar a las personas con tus últimas noticias, productos y contenido diverso. Es una excelente manera de recordarles a los clientes que tú existe.

Puedes ofrecer el mismo incentivo cada vez que alguien compre algo de lo que tú estás ofreciendo, lo que permitirá la adición de más correos a tu creciente base de datos. De la misma manera, no olvides incluir un enlace para suscribirte a tu boletín de noticias, en el pie de página de tu sitio web, así como en tu firma de correo electrónico.

Ten presente siempre tu estrategia en mente y analiza y revisa constantemente

Por supuesto, hay muchas formas de llevar tus productos a la calle. Podrías considerar vender a través de mayoristas, ocupar el marketing de afiliación, Google AdWords y motores de comparación de compras. Incluso podría ir por la ruta de la publicidad de Facebook o correr obsequios. Pero no tiene sentido cambiar tu estrategia o gastar más dinero en marketing hasta que sepa qué está funcionando y qué no.

En ese caso, vigila de cerca tu análisis web. Ver de dónde llega el tráfico. Incluso puedes ver si las personas están abandonando el carrito de la tienda en línea, porque esa primera venta podría no estar ocurriendo debido a que algo va mal en tu sitio web. Hagas lo que hagas, siempre enfócate en el cliente. Comprende quiénes son y qué es lo que aman, y podrás diseñar una estrategia rentable que impulse tu marca y, así, comiences a recibir los centavos. Conviértete en tu propio editor y ten la confianza en todo lo que haces.