Nuevos hábitos digitales de los consumidores después del confinamiento

La pandemia y el confinamiento social han trazado el cambio en las necesidades y hábitos del consumidor. El adaptamiento a lo digital es fundamental para optimizar nuestras estrategias y darle al cliente justo lo que necesita. Si bien, hay lugares en donde la recuperación ya se está dando, es momento para preguntarnos qué podemos hacer en esta transición de lo digital a lo presencial. ¡Infórmate!
Los consumidores seguirán comprando online A raíz de un cambio radical en nuestros hábitos y acciones, las personas tuvieron que adaptarse a una vida cotidiana totalmente digital: desde su comunicación hasta su alimentación. Esto quiere decir que a lo largo de 5 meses los consumidores se acostumbraron a pedir en línea lo que antes pedían offline. De acuerdo con Google, el interés en las búsquedas Tiendas en línea y Cómo comprar en línea, se duplicó en todo el mundo.
Nuevos hábitos digitales Si bien, los e-commerce florecieron y tuvieron más fuerza durante el confinamiento social, los usuarios no solamente centraron su atención a las tiendas en línea sino que enfocaron toda su rutina a lo digital. Las personas han recurrido a Internet para probarse ropa de manera virtual, para asistir a clases online, para entrega de té a domicilio y para buscar gimnasios virtuales. Como puedes observar, la gente no sólo adquirió productos en línea sino que adaptó su día a día a lo digital.
Las empresas deben adaptarse a lo digital Debido al acontecimiento de la pandemia, muchas empresas tradicionales tuvieron que escalar a las estrategias digitales. Un informe de McKinsey apunta que los negocios tanto emergentes como tradicionales están reorientando sus modelos de negocio a lo digital. Asimismo, presenta 6 pilares fundamentales para alcanzar la madurez digital, puedes revisar cada punto dentro del informe, así como su explicación en cada una.
El home office como una constante Poco a poco se está llevando a cabo la reinserción social donde las personas regresaran a sus oficinas gradualmente. Se espera que las formas de trabajo de flexibilicen, sin embargo, el 23% de los trabajadores afirman que quieren trabajar en home office de manera más frecuente. Esto significa la necesidad de digitalizar las operaciones internas para que los equipos puedan seguir trabajando sin interrupciones y puedan realizar cualquier tipo de acción a distancia.
Sigue transformando tus estrategias para adaptarse de la mejor manera a la nueva normalidad digital.  ¡Ten en cuenta estos datos y ponte en acción!